Un soldado herido en Afganistán, es la primera persona de la historia en someterse a un trasplante de pene y escroto, según informó la Facultad de Medicina de la Universidad estadounidense Johns Hopkins, donde se realizó la operación.

Nueve cirujanos plásticos y dos cirujanos urólogos, participaron el 26 de marzo en la intervención de 14 horas en la que el paciente, que ha pedido que su identidad no sea revelada, recibió el pene, el escroto, sin testículos, y parte de la pared abdominal de un donante fallecido.

El receptor, ya recuperado de la cirugía, espera recibir el alta hospitalaria esta misma semana, señaló un comunicado del prestigioso centro universitario privado con sede en Baltimore ( Maryland).

El trasplantado señaló que la herida que sufrió “no era fácil de aceptar”, pero ahora se siente “más normal” y con “un cierto nivel de confianza también”.

Confiamos en que el trasplante le permita a este joven recuperar las funciones miccionales y sexuales casi en su totalidad”, afirma Wei-Ping Andrew Lee, profesor y director de la División de Cirugía Plástica y Reparadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.