Ocurrió en el hotel Hyatt Regency, situado en Sídney.

Un valet parking de un hotel de  Australia intentó estacionar el Porsche de uno de los clientes del establecimiento y terminó incrustándolo debajo de una 4x4. Personal de emergencia debió cortar parte del vehículo para rescatar al valet parking, quien no sufrió heridas. 

El auto quedó destrozado. 

El hecho ocurrió en el hotel Hyatt Regency, situado en Sídney. El dueño del lujoso auto le entregó las llaves al valet, el trabajador se subió al vehículo y, en cuestión de segundos, lo incrustó debajo del auto que se encontraba estacionado adelante.  La principal hipótesis es que quiso ir marcha atrás y fue hacia adelante por error.

Desde el hotel, respaldaron al personal.

Equipos de emergencia acudieron a asistir al valet parking que quedó atrapado dentro del Porsche Carrera y, debieron cortar parte del vehículo para rescatarlo. El trabajador resultó ileso. 

"Lo más importante es la seguridad de nuestro personal y de nuestros huéspedes"

Desde el hotel manifestaron: "Lo más importante es la seguridad de nuestro personal y de nuestros huéspedes".