Una mujer disfrazada de enfermera ingresó el último domingo en un hospital de la provincia china de Guizhoum y se robó una beba.

El hecho pasó delante de los padres de la menor, de sus familiares y de otros pacientes que estaban en la sala.

Toda la secuencia quedó registrada por la cámara de seguridad del lugar y muestran como la sospechosa, con una máscara facil y un unfirme, pasa por al menos delante de diez personas para escapar del nosocomio.     

Cuando el padre de la pequeña comenzó a desesperarse por ver que la persona que se la había llevado no volvía, comenzó a gritar y llamó al instante a la policía.

El último martes, tras una ardua investigación, la chica logró ser rescatada y su captora, detenida.

Según las últimas informaciones, se encontraba en un perfecto estado de salud y no había recibido ningún tipo de golpes o maltrato.

El secuestro de nenes es una problemática cada vez más compleja en el país asíatico, especialmente en aquellos que viven en zonas rurales.

Un acto como el de la secuestradora, es penado por al menos 10 años de prisión en China

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández se quedó "frío" con la decisión del funcionario.

La primera renuncia en el gobierno de Alberto Fernández

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos