Un hombre de la localidad inglesa de Washfield fue multado con 508 dólares y 200 horas de trabajo comunitario, por causar sufrimiento innecesario a un paz dorado que se tragó vivo. 

El joven de 27 años, identificado como Joshua Coles, que ganó este vertebrado acuático en un parque de diversiones, grabó como se lo comía y subió el video a su cuenta personal en la red social Snapchat.

En las imágenes, Coles se come al animal mientras disfruta de una cerveza y después muestra su boca vacía frente a a cámara.

Internautas preocupados lo enviaron a la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSPCA por sus siglas en inglés), que llevó el asunto a juicio. Además de la citada pena, la sentencia prohíbe a Coles tener peces como mascota durante cinco años.

"Creo que cualquiera persona razonable es consciente de que tragarse animales vivos hace que esos animales sufran", comentó John Pollock, inspector de la RSPCA.  Además, destacó que la organización se opone a la entrega de animales vivos como premio en ferias.

Ver más productos

Santa Lucía de Siracusa, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Lucía de Siracusa

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos