Un insólito momento se vivió en un estadio español en la previa del partido entre Numancia y Real Valladolid. Los hinchas vieron un gran parecido entre un empleado de seguridad que estaba en el campo de juego y el político Mariano Rajoy, recientemente destituido de su cargo. 

Los hinchas de Valladolid le cantaban "Mariaaaano" y "Mariano es de Pucela" (apodo del equipo) ante lo que el simpático hombre respondió con agrado. 

 

Con pulgares arriba y tocándose el corazón, el seguridad pasó a ser la estrella después de la goleada de Valladolid por 3 a 0.

Mariano Rajoy dejará la política.