Se trata de Sheridan Larkman de 23 años, quien se vio afectada por una condición por la cual sus senos no dejan de crecer, lo que llevó a sufrir intensos dolores en sus hombros además de padecer de escoliosis.

Sus pechos empezaron a desarrollarse cuando tenía 8 años, y hasta el momento no se detuvieron, alcanzando un tamaño desproporcionado en relación a su figura.

Por lo tanto, creó una campaña de financiamiento en el sitio Go Fund Me para pagar una operación que le permita disminuir el tamaño de su busto.

Asi se ven los senos de la joven.


Su padecimiento llamó la atención de diversos medios alrededor de todo el mundo, como el diario británico Daily Mail, el cual propagó el caso para dar conocimiento y poder realizar la operación.

“Generalmente la gente me mira boquiabierta en la calle y los hombres me gritan comentarios groseros. Comprar ropa ha sido una pesadilla. Si comprara una talla 10 para que se ajuste a mi cintura, mis senos se derramarían sobre la parte superior”, explicó.