Juan Percowicz afirma de sí mismo que es un enviado. Un ángel, puesto en la tierra con el propósito firme de ayudar a la humanidad formando otros 1.000 ángeles como él. Su herramienta es la filosofía y un innovador sistema que permite la "evolución espiritual" a quienes siguen sus consejos. Unas guías de vida que escondían un perverso camino de explotación, coacción y reducción a la servidumbre, el cual además facturó millones de dólares por décadas a costa de las vidas de quienes le creyeron el cuento.

Ver comentarios