En épocas de vacaciones, el mercado de pases empieza a tomar temperatura en Boca. Con silenciosos movimientos, la dirigencia del Xeneize busca concederle los deseos a Guillermo Barros Schelotto, y trabaja no sólo en los jugadores que podrían llegar al club, sino también en aquellos que por pedido del DT no continuarán en la institución, al menos la temporada que viene.

Uno de ellos sería Walter Bou, quien no tuvo los minutos que pretendía desde que llegó de Gimnasia, y ante cierto fastidio detectado por el Mellizo no estaría en los planes para el torneo que viene y la Copa Libertadores. Frente a esta situación, Daniel Angelici le habría propuesto al técnico lo siguiente: una especie de trueque con su hermano Gustavo, ex Racing.

A pesar de que esto empezó a tomar fuerza con el correr de los días, el actual jugador del Tijuana se habría mostrado interesado en principio por este traspaso, teniendo en cuenta su poco rodaje en Xolos, aunque empezó a recuperar terreno de la mano de Diego Cocca, quien días atrás se convirtió en el flamante DT del equipo mexicano, lo que podría cambiar la perspectiva del mayor de los hermanos.

Pero la realidad es que a Gustavo lo moviliza retornar al país y jugar en el Xeneize, y la semana entrante habrá nuevas reuniones por este tema, a pesar de que el menos convencido de esta operación es Barros Schelotto.

De todos modos, se habría comprometido a analizar la situación de los hermanos y pensar si da el visto bueno antes de fin de año para forzar que se concrete la negociación y que la Pantera sea el primer refuerzo de Boca.