Los colores de Boca fueron elegidos para iluminar el monumento.

El Obelisco se pintó de azul y amarillo luego de que Boca ganara un concurso propuesto por el Gobierno de la Ciudad. El equipo Xeneize resultó victorioso con el 40 por ciento de los votos, mientras que River quedó segundo con el 30 por ciento. 

En total, votaron 198.162 vecinos desde el 30 de octubre al 5 de noviembre último, el plazo en el que estuvo vigente el concurso, en la página web de la Ciudad.

En tercer lugar, se encontraba Lanús con el 8 por ciento, Racing con el 5 por ciento, Independiente con el 4,5 por ciento y San Lorenzo, con el 4 por ciento restante. 

El Obelisco se vistió de azul y amarillo durante una hora.