Parece que no aprendemos más y la escalada de violencia no para. La policía se equivocó e hizo entrar a la hinchada de Sporting Cristal por Weild y Guidi, el lugar exacto por donde pasan los hinchas del Granate.

La pregunta que deberíamos hacernos es: ¿Cómo puede ser que los organismos de seguridad, que son los encargados de prevenir este tipo de situaciones, terminen generando un cruce entre ambas hinchadas?

Todavía hay mucho que aprender en materia de seguridad y los ejemplos, sobran.