La operación, que se inició después de las 16.30, se extendió durante aproximadamente dos horas y en principio, el doctor Jorge Batista, a cargo de la misma, es optimista en cuanto a que el volante de Boca podría estar recuperado en el término de seis meses, el período mínimo para este tipo de lesión.

Está previsto que el paciente permanezca internado durante la noche del jueves para retirarse mañana a su domicilio y se señala que podría hacerlo caminando.

Fue la tercera operación a la que debió someterse el jugador de 31 años, ya que anteriormente había sufrido por dos veces la rotura del tendón de Aquiles izquierdo, en septiembre de 2015 y abril de 2016.

El mediocampista sufrió la nueva lesión el jueves 5 de octubre, en el partido que el seleccionado argentino igualó sin goles frente a Perú, en La Bombonera, por la penúltima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Rusia 2018.