Boca se clasificó para los octavos de final de la Copa Argentina al vencer por 1 a 0 a Guillermo Brown, de Puerto Madryn, en un partido en el que la balanza se inclinó a su favor simplemente por su mayor jerarquía individual, mostrada a cuentagotas por algunos pocos de sus integrantes.
 
El encuentro jugado en el estadio Malvinas Argentinas, de Mendoza, tuvo un solo dominador de principio a fin y fue el conjunto ’xeneize’, pero manejar la pelota no significa ser superior al rival, porque las llegadas al arco de los chubutenses fueron escasísimas.
 
Y a tal punto esto se extendió durante los 90 minutos que si Nicolás Bruna no cometía un innecesario penal a Pablo Pérez cuando este ingresó al área con el perfil cambiado, seguramente la definición del encuentro hubiese llegado también desde los 12 pasos, pero pateando desde los dos bandos.
 
Sin embargo bastó que Darío Benedetto fusilara al guardavallas Emanuel Bilbao para que Boca se quedara con un triunfo que le permite seguir transitando sin hesitar por esta Copa Argentina en la que, ahora sí, tendrá que vérselas con un rival con el que construyó un ’clásico’ peculiar, válido solamente para esta competencia: Rosario Central.
 
 

Fuente: Télam

Ver más productos

Santa Irene de Tancor.

La Iglesia recuerda a Santa Irene de Tancor

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos