El antecedente más cercano, preocupa. Por los octavos de final de la Copa Libertadores 2016, River cayó 2-0 en su visita a Independiente del Valle (también en la Altura) y, en la vuelta, en Núñez, apenas ganó por 1-0, luego de haber creado más de una veintena de situaciones de gol. 

Para encontrar una situación similar, favorable al Millonario, hay que viajar hasta el año 2001. Por los octavos de final de esa Copa Libertadores, el elenco de Américo Rubén Gallego cayó 2-0 ante Emelec en Guayaquil y, en la vuelta, armó un festival en el estadio Monumental y le ganó 5-0 para avanzar a los cuartos, dónde finalmente quedaría eliminado, ante Cruz Azul. Esa Copa se la terminaría llevando Boca, justamente, ante los mexicanos.

El primer gol de esa noche, llegó a los 21 del primer tiempo y con un detalle extra: con el juego 2-0, expulsaron a Martín Cardetti, uno de los puntas en el equipo del "Tolo". Así que River, con 10, consiguió 3 goles más. Y se perdió el sexto en más de una oportunidad. Claro, aquel equipo tenía a Ariel Ortega, Javier Saviola y el mejor Eduardo Coudet. Y, fundamental, en la defensa estaban Mario Yepes y Celso Ayala, dos pilares. 

Otra remontada muy recordada en River es la que ocurrió en el 2007, ante Botagofo, en el Monumental. El elenco de Daniel Passarella cayó en Río de Janeiro 1-0. Y, en la vuelta, necesitaba 2 goles para superar al elenco brasileño. Sin embargo, los visitantes se adelantaron 1-0, River lo igualó y hasta se pusieron 2-1. Era una eliminación segura, pero en los últimos 10 minutos, el Millo anotó 3 goles y logró lo que parecía imposible: el pase de fase. Un dato: aquella noche también le expulsaron no uno, si no, dos jugadores: Federico Lussenhoff, cuando iban 11 del segundo tiempo y Oscar Ahumada, cuando faltaban 18' para el cierre. 

La histórica remontada del 2001: River 5- Emelec 0 (la ida había sido 0-2)

El último antecedente: River 1- Independiente del Valle 0