El técnico de Boca , Guillermo Barros Schelotto, destacó que su equipo "sostiene una idea de juego, más allá de las variantes" para liderar con puntaje ideal la Superliga del fútbol argentino, en el marco de la presentación de la octava cena anual solidaria del club, que se realizará el 30 de noviembre en el predio de La Rural.

"Estoy conforme con el rendimiento de los jugadores porque más allá de las variantes sostenemos una idea de juego que nos permite estar en la punta del torneo", afirmó Barros Schelotto en la sala de prensa Antonio Carrizo, en Casa Amarilla.

Dentro de ese contexto, el Mellizo probará un nuevo de esquema de juego en el amistoso frente a Ferro Carril Oeste, a puertas cerradas, en La Bombonera.

Guillermo abandonará el habitual 4-3-3, dibujo táctico patentado por el entrenador, para pasar al 4-2-3-1, con una serie de variantes respecto del equipo que le ganó en la fecha pasada a Patronato por 2-0, en Paraná, y que le permitió sumar su sexto triunfo en igual cantidad de presentaciones.

Boca formará con Agustín Rossi; Gino Peruzzi, Paolo Goltz (se recuperó de la distensión en el músculo pictineo derecho), Lisandro Magallán y Frank Fabra (se restableció de un cuadro gripal); Nahitan Nández y Leonardo Jara; Cristian Espinoza, Edwin Cardona y Cristian Pavón; Darío Benedetto.

De esta manera, el DT probará con Peruzzi en el lateral derecho; con el doble cinco Nández-Jara; y el tridente Espinoza-Cardona-Pavón; con el goleador Benedetto como único punta.

Esto obedece a las lesiones de los volantes Fernando Gago, quien sufrió ruptura del ligamento cruzado anterior y ligamento lateral interno de la rodilla derecha en el empate sin goles ante Perú por las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial Rusia 2018, que lo dejará fuera de las canchas al menos por seis meses; y del colombiano Wilmar Barrios, con una fractura que sufrió el domingo último en el tercer metacarpiano de la mano izquierda.

En tanto, el presidente de Boca, Daniel Angelici, habló sobre Carlos Tevez, todavía en el fútbol chino, aunque con posibilidades de regresar al club en noviembre próximo. "No necesito ir a China para hablar con él, lo hago telefónicamente una vez por semana", reveló.

"Igualmente voy aprovechar a mitad de mes, que tengo programado un viaje familiar a Europa, para pasar por China y reunirme con él", adelantó el dirigente.

"Si Carlos está en Buenos Aires el 30 de noviembre, obviamente está invitado a la cena como el resto de los jugadores del plantel", sentenció.

Fuente: Télam