Barcelona se clasificó a la final de la Copa del Rey, donde enfrentará el próximo 21 de abril al Sevilla, equipo que integran varios jugadores argentinos, entre ellos se encuentra Gabriel Mercado y Joaquín Correa.

Los goles del equipo blaugrana, que en la ida en el Camp Nou se había impuesto por 1 a 0, fueron anotados por el brasileño Philippe Coutinho, quien hizo su debut en la red y el croata Iván Rakitic, ambos en la segunda etapa.

Messi, que empezó a alternar titularidad y suplencia de cara a su participación con Argentina en el Mundial de Rusia, esta vez jugó los 90 minutos y en buen nivel, sobre todo en la etapa inicial.

El equipo sevillano felicitó vía Twitter a quien será su adversario en la final.

Barcelona, se convirtió así en el primer equipo en la historia en clasificarse para cinco finales consecutivas de la Copa del Rey.