El paraguayo Roberto Ovelar, uno de los compañeros de Teófilo Gutiérrez en el Junior de Barranquilla, acusó al ex River de haber intentado seducir a su esposa, Gladys Ortega. Y como prueba llevó el teléfono celular de su señora, con los mensajes, más que sugerentes, del delantero.

A pesar de que en un primer momento, Ovelar pensó en aclarar los temas hombre a hombre, el resto del plantel lo convenció de recurrir a los dirigentes. Así fue como, según revelaron el portal Fútbol Sin Límites y el periódico Al Día, el paraguayo se dirigió a la oficina de Fuad Char, el directivo del Junior, para contarle lo que se había enterado.

Sorprendido, Char le pidió tiempo y le dijo que era una acusación muy fuerte. Pero Ovelar sacó un as de la manga: el audio de una amiga de Gladys, su mujer, ratificando todo lo que había dicho.

Sin margen, el directivo convocó a Teo a la reunión, quien volvió a negar todo y responsabilizó a su community manager de ser quien estaba detrás de la mujer de Ovelar. Pero éste señaló al mismo Teo como el autor de los ardientes mensajes para la mujer de Ovelar.

Acorralado y ya sin saber qué decir, Teo se enojó y amenazó con irse en ese mismo momento del Junior. Y les advirtió que ellos iban a tener que explicarles a los hinchas su salida. Esa actitud no hizo más que calentar aun más el clima. Y fue por eso que Char pidió unas horas para decidir qué hacer.

Al parecer, el paraguayo abandonaría la entidad albirroja a fin de año. Pero conociendo el carácter y personalidad del colombiano, el escándalo promete tener más capítulos.

 
El sensual video de Gladys, la mujer en disputa:
 
La sugerente respuesta de Teo en Instagram:
 

⚽️Río de Janeiro. ����#GloriaDios

Una publicación compartida de Teo Gutierrez (Oficial) (@teogutierrez_) el