"Mi abuela se tomó una cerveza cuando terminé el partido. Yo también, con ella. Ya esto terminó, no hay más lucky losers, nada más para mí. Tomar una cerveza de vez en cuando está bien y uno no siempre tiene la oportunidad de tomarse una cerveza con su abuela", aseguró Marco Trungelliti. luego de caer ante el italiano Marco Cecchinato (72º) por 6-1, 7-6 (1) y 6-1, en la segunda ronda de Roland Garros

El santiagueño, 190 del mundo, causó sensación durante su presentación en el torneo disputado en Francia.
Así la abuela Lela disfrutaba viendo jugar a su nieto. (EFE)