En la cuarta posición se ubicó el Red Bull del australiano Daniel Ricciardo, mientras que el español Fernando Alonso, sorprendió con su McLaren al terminar en la quinta posición, justo por delante del otro Red Bull del holandés Max Verstappen.

El abandono de los dos monoplazas del equipo Haas, el danés Kevin Magnussen y el francés Romain Grosjean, tras un error en el cambio de neumáticos cuando eran cuarto y quinto respectivamente, marcó completamente la carrera.

El Gran Premio se definió gracias al cambio de estrategia de Ferrari y la falta de reacción del equipo Mercedes