La inflación acumularía casi 12% en el primer semestre y cederá en la última parte del año, de acuerdo con un informe de la consultora Ecolatina. Así, la meta que el oficialismo mantiene para condicionar los acuerdos salariales, en torno del 15%, quedará totalmente descartada.

Durante el primer trimestre de 2018, la inflación superó el 6%, ubicándose en niveles similares a los del año pasado, con una suba de precios impulsada por el avance del dólar, la liberalización del mercado de combustibles y los ajustes tarifarios. En el segundo trimestre, la inflación se mantendrá estable respecto de igual período de 2017, por lo que la suba de precios rozará 12% en el primer semestre.

Como resultado de esta dinámica, la inflación superará este año nuevamente el 20% y "el Banco Central volverá a incumplir su meta corregida, lo que imposibilitará que la política monetaria se relaje significativamente, al menos hasta 2019", sostiene el reporte en línea con lo que anticipan los empresarios del país, que estiman en 20,4% el alza de los precios del año.

Pierden los trabajadores

La consultora señaló que los drivers de la inflación cambiarán respecto de 2017: mientras que en gran parte del año pasado el dólar funcionó como ancla contra la suba de precios, en 2018 este rol lo ocuparían los incrementos salariales. En consecuencia, mientras que el año pasado los sectores transables fueron los más perjudicados por la evolución de los precios relativos, este año ese lugar quedaría para los ingresos reales.