Los padres increparon a los responsables del colegio.

Al menos 29 niños se intoxicaron ayer en una escuela religiosa en la localidad de Villa Tesei, en el partido bonaerense de Hurlingham, donde ya ocho chicos habían sufrido problemas de salud similares, confirmaron fuentes del colegio y del municipio, quienes aseguraron que los alumnos se encuentran fuera de peligro y que se están investigando las causas.

Pese a las declaraciones de los responsables y docentes quienes afirmaban que los chicos se encontraban fuera de peligro, la escuela  Santa Marta, ubicada en Juan de Salazar y avenida Vergara, se encuentra clausurada para ser investigada.

"Varios chicos de la misma aula comenzaron a sentirse con naúses, dolor de cabeza, mareos, dolor corporal en general entonces llamamos a los padres. En total fueron 29 chicos. Ante esta situación al mediodía cerramos el colegio y dimos aviso al municipio desde donde vinieron a realizar una inspección”, informó Haydeé Álvarez, directora del colegio parroquial Santa Marta de Villa Tesei.

En declaraciones al canal TN, la mujer describió que "la semana pasada, otros ocho chicos del turno tarde noche tuvieron que ser hospitalizados porque se sentían mal, por lo que el gas se encuentra cortado desde entonces preventivamente".

Por su parte, el secretario de salud del municipio, Alberto Maceira, señaló que "nos acercamos a la escuela e hicimos la denuncia a la Policía Ecológica que estuvo trabajando toda la tarde en el lugar".

"Los chicos fueron trasladados al Hospital Posadas y a otros centros de salud y los informes que nos fueron llegando es que tenían intoxicación por monóxido de carbono; sin embargo, el gas se encontraba cortado en la escuela por lo que tendremos que investigar todas las posibles ya que no se puede apuntar a que se hayan intoxicado por eso", sostuvo.

El funcionario informó que "se tomaron muestras del agua y de los líquidos cloacales y se mandaron a analizar, y en el momento se midió el aire y no se encontró que hubiera falta de oxígeno".

La directora refirió que en la misma manzana funciona una curtiembre e indicó que desde la policía le expresaron que "no hay ninguna hipótesis descartada".

Finalmente señaló que "si bien la escuela se encuentra clausurada, los docentes dejaran material en la fotocopiadora más cercana a la institución para que los chicos no pierdan clases".

De todas maneras, los padres de los chicos afectados fueron a increpar a los docentes y responsables de "la vida de los chicos" ya que ahora algunos se encuentran internados con graves dolores.

Fuente: Télam