La niña fue asistida en el hospital de urgencias Colonia Dora.

La madre de una nena de 13 años se enteró que su hija había sido violada y embarazada a raíz de un dolor de panza. Médicos de un hospital de Santiago del Estero confirmaron el abuso sexual. Efectivos lograron detener a un joven de 26 años por el hecho ocurrido en 2017.

La chiquita consultó a su mamá porque tenía dolor de panza y vómitos. Por lo tanto, la trasladaron al hospital Colonia Dora, donde determinaron que estaba embarazada. Además, revelaron que había sido abusada sexualmente. Tras sufrir complicaciones, la niña debió abortar.

Luego de haber obtenido los resultados, la nena reveló que era sometida por un vecino de 26 años con quien ella había comenzado a tener una relación sentimental. 

La mamá de la víctima realizó la denuncia y el acusado fue detenido.