Un equipo de fútbol infantil salió a la cancha con carteles pidiendo a sus propios padres que los respeten cuando están jugando y no insulten a sus compañeros o rivales.

El detonante fue el fin de semana anterior cuando chicos de la Categoría 2007 del Club Atlético Adelante de Reconquista, Santa Fe, entraron a jugar un partido y uno de ellos, que tiene el cabello algo más largo y le molesta al correr, decidió hacerlo con una vincha.

En la cancha comenzó a recibir insultos de un grupo de padres y madres del equipo rival. Le gritaban “mariquita” y “nena”.

La mamá de la víctima, habló con Crónica TV y contó: "Le gritaron nena por usar una vincha y está mal porque cualquiera puede usar una. Es la primera vez que recibe un insulto así y consideramos que no puede pasar por alto".

"Inmediatamente mi hijo, recibió el apoyo y contención de sus compañeros, de los padres y de su familia. El puede usar el pelo como quiera", dijo la mujer.

 "Las autoridades del club rival, no se disculparon", concluyó. 

Debido a esta situación, todos sus compañeros decidieron salir este fin de semana a la cancha con vinchas y carteles pidiendo “respeto”.