Bomberos y la Brigada de Emergencias trabajó en el lugar. (Google Street View)

Los alumnos del colegio Lenguas Vivas “Sofía Spangenberg”, del barrio porteño de Recoleta, fueron evacuados esta mañana tras recibir un alerta por la presunta presencia de mercurio en el tanque del agua, y ya trabaja en el lugar la Brigada de Emergencias Especiales y personal de Bomberos de la Ciudad, informaron fuentes policiales.


La amenaza anónima fue recibida en el establecimiento ubicado en Juncal 3251, que tiene una importante cantidad de alumnos que concurren a jardín, primaria, secundaria y terciario.

Este miércoles ocurrió un episodio similar, pero por falsa presencia de cianuro en el Colegio Normal 6 del barrio porteño de Palermo, donde más de 600 alumnos tuvieron que ser evacuados por el lapso de una hora.

En los últimos meses se registraron múltiples falsas amenazas de bomba en escuelas de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires.

 

 Evacúan a alumnos del Lenguas Vivas de Recoleta por amenaza de presencia de mercurio



Evacuaron por una falsa amenaza de bomba una escuela de Berisso

Una amenaza de bomba en la Escuela de Educación Secundaria Técnica (E.E.S.T.) N° 2 de Berisso provocó esta mañana la evacuación del edificio, que fue inspeccionado por la División Explosivos de la Policía Bonaerense, quien finalmente constató que se trató de una falsa alarma, informaron fuentes del área de Defensa Civil de la comuna.

Los alumnos, personal docente y auxiliar debieron ser evacuados pasadas las 9, después de que un llamado anónimo alertara sobre la supuesta presencia de un artefacto explosivo en el establecimiento ubicado en calle 169 y 12 de la localidad bonaerense.

"El colegio fue evacuado y se cumplió el protocolo de seguridad correspondiente", afirmó el Director de Defensa Civil del municipio, Leandro Nedela.

El funcionario, que participó del operativo junto integrantes de la Brigada de Explosivos de la Policía bonaerense y Bomberos Voluntarios de Berisso, confirmó que "no hubo problemas", ya que se inspeccionó y constató que se trataba de una falsa amenaza de bomba, lo que permitió la reanudación de la actividad en el establecimiento.

Fuente: Crónica