El actual presidente del Xeneize y el candidato oficialista expresaron su voluntad por lograr la unidad que solicitó el ídolo de la institución y continúan trabajando para conseguirlo. Mientras tanto, en la vereda opuesta, emerge una guerra de egos que encabeza Jorge Amor Ameal contra José Beraldi

El escenario político de Boca se encuentra colmado de incertidumbres. Las declaraciones de Juan Román Riquelme solicitando la unidad modificaron las reglas del juego y generó nuevas estrategias de parte de los candidatos cuando en el horizonte comienzan a vislumbrarse las elecciones presidenciales de la institución, las cuales se desarrollarán el domingo 8 de diciembre.

Mientras los intereses individuales de los participantes y el deseo por adueñarse del poder ingresan en el terreno, un hombre pretende transmitir su habitual tranquilidad en pos de un bien común: Daniel Angelici fue el encargado de recoger el guante de uno de los máximos ídolos del Xeneize y, en menos de 24 horas, confirmó que reuniría a las 15 agrupaciones para unificarse en una única lista. ¿Cuál es el objetivo primario? Allanar la ruta para que el ex futbolista regrese al club tras cinco años y, concediendo el deseo de los simpatizantes, ocupe un cargo de relevancia para trabajar de manera colectiva por un próspero futuro.

El actual mandatario, un hábil estratega político y capaz de anticipar una serie de movimientos en el tablero, es consciente de que los conocimientos de Román son uno de los requisitos necesarios para continuar con su legado y, teniendo en consideración la relación que forjaron con el transcurso del tiempo, siempre trabajó para que volviera al conjunto de La Ribera. "Traté de entender lo que pidió el ídolo del club, que solicitó el esfuerzo de una unidad", expresó el Tano. Lo mismo realiza el candidato oficialista, Christian Gribaudo, quien posee el aval de Mauricio Macri y recibió un guiño implícito con las palabras del ex volante de la Selección Argentina.

4Sin embargo, la voluntad de Angelici y Riquelme encuentra resistencia en dos personas: Jorge Amor Ameal y José Beraldi, quienes junto a los representantes de otras dos fórmulas no acudieron al cónclave del pasado martes, al cual asistieron 11 asociaciones. Los dos principales exponentes de la oposición rechazaron la convocatoria de manera pública y anteponen sus egos por alcanzar el puesto más anhelado.

"Me asombra una posible unión entre Ameal y Beraldi, sé lo que piensan uno del otro. Que vayan juntos no le haría bien a Boca. Además, Ferrari acusó a Ameal de robar peñas en el Interior", analizó Angelici, antes de viajar a Zúrich a una cumbre de la FIFA, sobre la hipotética alianza de la resistencia, que podría distanciar a Riquelme de un posible rol político. "Es un tema de ellos no haber asistido. Conociéndolos me sorprendería una unión entre ellos. Conozco lo que piensa cada uno del otro", prosiguió el actual presidente.

Pese a que continúan las negociaciones entre el empresario camionero y el industrial gastronómico, las diferencias que los distanció durante los últimos años podrían derivar en un desenlace catastrófico. Incluso, las gestiones no las llevan a cabo personalmente, sino que las desarrollan sus respectivos equipos.

Walter Klix, quien hasta hace unos días fue jefe de campaña de Beraldi, reveló detalles de la compleja situación: "No hay relación, tienen un vínculo cortado desde 2011. Pocas personas se detestan más que ellos. Ameal rompió el pacto de acompañar a José en 2015 tal como lo había hecho José con él en 2011 y durante toda la campaña fue un ida y vuelta entre los equipos de uno y otro constante, muy poco productivo para el club".

"Ya vimos lo que es Ameal como presidente, el mismo asumió no saber nada de fútbol. No puede querer presidir el club de fútbol más grande de la región una persona que asume no saber de este deporte", reflexionó el político con vínculo en 'Cambiemos'. La 'traición' de 2015 genera una cuota de desconfianza en el seno interno de Agrupación Boquense, pero estarían dispuestos a limar las asperezas del pasado. No obstante, el líder del frente Juntos por Boca pretende que prevalezca su voluntad por recuperar el poder y no resignaría su candidatura a la presidencia, cargo que ocupó entre 2008 y 2011 y en el que sólo celebró la conquista del Torneo Apertura 2011. Mientras tanto, Angelici continúa trabajando para cumplir el  deseo de Riquelme. ¿Cuál será el final de la historia?

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos