En este estado se encuentra la afectada. (Captura)

Una mujer ató a su hija a la cama de su casa de Mar del Plata para que no vaya a drogarse, la joven logró escaparse y su madre pide desesperada que ayuden a internar a su sucesora de 30 años, quien estaría en una de las villas a donde va a comprar las sustancias. 

Susana Chiramberro manifestó que su hija, Paula Cipriano, comenzó a drogarse a sus 20 años y sufre una adicción feroz. En un intento desesperado para controlar a la joven, la ató a la cama de su casa situada en el barrio Regional pero la chica logró escapar.

"Se habrá ido a las villas donde va a comprar droga y en unos días volverá. Ahí se juntan muchos chicos que consumen, no podemos ir a buscarla porque son agresivos. Está durmiendo en un baldío", manifestó la progenitora de la adicta.  

Recordó que la anteúltima vez que se fue unos días, cuando volvió quiso pegarle a las personas que se cruzaba. Agregó que en otras ocasiones deben entrar a las villas porque la encuentran tirada por las calles. 

La mujer pide ayuda desesperada para poder internar a su hija, quien estuvo siete meses sin consumir en 2017 tras acercarse a una Iglesia Evangélica pero volvió a caer en la adicción. "Si no la interno, se va a morir, no está en condiciones de manejarse por sí sola, presenta un grado de deterioro. Quiero que me ayuden a internarla en algún lugar", indicó la madre.