La llegada del calor aumenta las ganas de pasar más tiempo al aire libre. Un deseo no tan fácil de satisfacer al tener en cuenta el contexto de pandemia y las horas de teletrabajo. Estos factores obligaron a repensar los espacios de casa para que se adapten mejor a las nuevas necesidades. Es por eso que el balcón pasó a ser uno de los ambientes más importantes del hogar. Y no importa si es pequeño o grande, los afortunados que cuentan con uno tienen su refugio al aire libre, un espacio donde respirar en medio de la ciudad.

Es habitual que durante los meses más fríos este espacio no se utilice tanto y llegue algo descuidado al verano, o quizás simplemente se vea un poco antiguo. Sin embargo, con algunas ideas y un par de horas de trabajo, es posible dejar el balcón como nuevo. La clave está en aprovechar el espacio para sacarle el máximo partido posible los 365 días del año.

Limpieza profunda

Lo primero que hay que hacer en el balcón es un análisis de su estado. Es importante tener en cuenta que la constante exposición a los efectos ambientales y climáticos inevitablemente causan algún daño, aunque no siempre requieren de reparaciones muy complicadas.
Una vez realizado este trabajo, es momento de pasar a la limpieza, un trabajo que debe ser llevado a cabo en profundidad para que luego solo haya que mantenerlo y no empezar de cero.


Al ocuparse de las paredes, y en caso de que no estén muy deterioradas, alcanza con lavarlas bien (pueden hacerlo con una manguera a presión o de vapor) para luego darles un retoque de pintura. Esta puede ser del mismo color que ya tenía el balcón o también se puede aprovechar la oportunidad para renovar la paleta. No obstante, cabe destacar que en la mayoría de los edificios se debe respetar el color de su fachada.
Otro aspecto fundamental a considerar es que la pintura debe ser apta para exterior para que dure más tiempo.

El piso

Después de realizar una limpieza bien profunda es probable que noten que el piso ya se vea mucho mejor que antes, y puede que esto alcance para renovar una parte importante del espacio. Sin embargo, si el suelo se encuentra en muy mal estado o simplemente prefieren darle un aire nuevo, hay diferentes opciones para lograrlo.

La madera suele ser una de las soluciones más prácticas y que más aportan a la calidez del espacio.

Una de las más comunes consiste en transformar el piso en un deck con tablas de madera. Para este trabajo se puede contratar a un experto o realizarlo uno mismo. Ahora existen piezas de fácil montaje que se colocan directamente sobre el piso anterior. La madera suele ser una de las soluciones más prácticas y que más aportan a la calidez del espacio.

Una alternativa muy económica y fácil de aplicar consiste en utilizar césped artificial. Existen muchas opciones con diferentes tonalidades de verde que se venden en forma de rollo y son muy fáciles de conseguir. El césped artificial brinda color a los balcones urbanos y genera un ambiente relajado.

Las protagonistas

Los elementos indispensables que no deben faltar en un balcón urbano son las plantas, ellas hacen al paisaje. Para definir cuáles colocar y dónde, lo primero que hay que hacer es determinar el espacio del balcón y, en base al mismo, la cantidad de plantas que van a ocuparlo.

Además, es necesario tener en cuenta la temperatura, humedad y el sol que van a recibir. En este paso juega un rol importante el florista del barrio, quien sabrá recomendar las plantas que mejor se adapten al espacio en cuestión.
Si prefieren un estilo más clásico, conviene elegir primero las plantas más verdes: aloe vera, cactus, peperomias, sansevieras y suculentas.

En cambio, si lo que necesita el balcón es más color, se pueden colocar plantas con flores como la de lavanda, que además brinda un hermoso aroma y vive todo el año. Asimismo, los malvones y la corona de novia son muy resistentes y no requieren de muchos cuidados.
Para sumar verde y cubrir paredes queda muy bien la enredadera, que puede ser natural o sintética. Estas últimas se han puesto de moda en los últimos años y son muy económicas, también se pueden colgar de las barandas para brindar algo más de privacidad.

Por otro lado, está la elección de macetas según la ambientación que le quieran dar a su balcón. Existen diferentes materiales: cerámica, plástico, cemento, vidrio, metal, entre otros. Y su distribución ayuda a delimitar el espacio, sin importan cuán chico sea. Se pueden colgar del techo, las paredes o la baranda, colocar en forma vertical, arriba de muebles, las posibilidades son muchas, pero si necesitan inspiración siempre se puede recurrir a internet.

Muebles de exterior

¿A quién no le gusta disfrutar un mate en el balcón? ¿O una cena romántica a la luz de las velas? Sea cual fuere la actividad que vayan a realizar en este espacio, los muebles son responsables de dar esa comodidad y funcionalidad. Estos pueden ser de diversos materiales, pero siempre habrá que dar prioridad a aquellos que resistan mejor los efectos del clima.

Si se trata de un balcón pequeño, conviene apostar al mobiliario más adaptable como los banquitos que son fáciles de apilar, económicos y cumplen su función. Pero no puede faltar una mesa y dos sillas o taburetes, así el balcón sea muy chico. Esta es la clave para disfrutarlo al máximo.

¿Cómo pintar la baranda?

El paso del tiempo y las inclemencias del clima causan estragos en las barandas de un balcón, no importa si estas son de hierro, madera o metal. Por eso es fundamental proteger las superficies para evitar que se oxiden o se echen a perder. Vale aclarar que reemplazarlas tiene un costo mucho más elevado que su manutención.

La aplicación anual de barniz impermeable controla la humedad de las barandas de madera y mantiene el color por más tiempo. Si se trata de una baranda de metal, seguramente sea necesario hacer un trabajo de recuperación previo. En primer lugar, hay que lijar las partes oxidadas hasta que ya no le quede color. Luego, limpiar bien los restos de polvo y la superficie. En este paso es conveniente aplicar un tratamiento antioxidante, siguiendo las instrucciones del producto que se consiga en la ferretería.

Una vez que se haya secado, ya se puede pintar la baranda del color elegido. Con la ayuda de un rodillo pequeño, aplicar una capa, esperar a que seque y acabar con la segunda. Por último, colocar barniz protector para metal o hierro.

Guirnaldas de luces

Lo que antes estaba reservado solo para la época navideña, hoy se convirtió en furor. Las guirnaldas de luces exteriores iluminaron los balcones de Buenos Aires.
Las luces de led, con pequeñas lamparitas o farolitos son una gran opción para crear un ambiente cálido o, simplemente, para disfrutar del balcón después del atardecer. Pero ¿cómo se colocan? Agustina Arostegui y Federico Ciocca, de Copos de Luz, ofrecen algunas recomendaciones.

Opción 1: En la baranda

Se puede hacer de dos formas, la primera es colocar la guirnalda a lo largo de la baranda, sujetando cada portalámpara con un precinto (mejor si son del mismo color) alrededor de la misma. La segunda consiste en enroscarla pero, en este caso, es obligatorio que las lamparitas apunten hacia abajo para que no acumulen agua en caso de lluvia.

Opción 2: Colgadas del techo


Primero hay que hacer los agujeros en el techo donde irán tarugos. Luego, enroscar un pitón en cada uno de ellos para sostener la tanza. Es importante que esta quede bien tensa, de manera que cuando haya viento. la fuerza la haga el tensor y no el cable.
Sujetar cada foco a la tanza mediante precintos.

Opción 3: Enganchadas a una red

En este caso hay que colocar precintos en cada portalámparas y ajustarlos a los diferentes sectores de la red donde deseen poner las luces. Para esta opción es necesario contar con lámparas de led que no corren riesgos al entrar en contacto con la red.

J.G.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos