Un automovilista aparentemente borracho, incrustó su auto en el ingreso del Hospital de Niños, en el barrio porteño de Recoleta. El accidente ocurrió cerca de las 5.30 del sábado, cuando el hombre conducía a alta velocidad por la calle Paraguay que "atraviesa" el nosocomio, obligando a los automovilistas a doblar si o sí por Sánchez de Bustamante.

Por motivos que se desconocen, el hombre perdió el control de su Chevrolet Agile y terminó impactando con el ingreso a la Guardia. Afortunadamente, no hubo heridos.