El siniestro ocurrió cerca de la medianoche a la altura del kilómetro 435 de la Ruta Nacional 226, sobre la bajada al partido bonaerense de Herrera Vegas.

El choque contra el roedor, que murió en el acto, hizo que el conductor del rodado perdiera el control y volcara sobre el carril contrario de la vía nacional.

El roedor murió en el acto.

Los protagonistas fueron asistidos rápidamente gracias a que un matrimonio oriundo de Bellocq que pasaba por el lugar, advirtió la maniobra y socorrió a los ocupantes del vehículo siniestrado.

Según los testimonios, el carpincho se disponía a cruzar por la ruta al mismo tiempo en que una familia de Pehuajó que se desplazaba en un auto. En el vehículo viajaban Antonio Cipollá, conductor, Cecilia y Hugo Luna; y Rita Inés Almirón.

Así terminó el vehículo.

Los primeros fueron derivados a Henderson con heridas leves, mientras que los dos últimos fueron los más perjudicados con traumatismos varios y debieron ser trasladados a Pehuajó.

El accidente movilizó varias ambulancias la localidad vecina de Bolívar y recibió el apoyo de la sala de primeros auxilios de Herrera Vegas, al igual que un móvil de la guardia urbana municipal.

Policías y bomberos asistieron a la familia.

Una dotación de bomberos de Bolívar, llegó al lugar para controlar el estado del vehículo y aportar a las tareas de los equipos de salud.