De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), crece la informalidad en el mercado laboral. En el cuarto trimestre del año pasado, la cantidad de trabajadores no registrados se ubicó en 34,2%, por encima del 33,6% de igual período de 2016 y levemente por debajo del 34,4% medido entre julio y septiembre del 2017.

La suba en la medición interanual del índice de trabajadores no registrados se dio a la par de una reducción en el Índice de desocupación, que se ubicó en un 7,6% al cierre del año pasado, con una merma de 0,9 punto porcentual en relación con el tercer trimestre y de 1,7 puntos porcentuales frente al segundo trimestre de 2016, cuando el Indec reanudó la medición.

La mayor cantidad de trabajo precario se registró en la región Noroeste (NOA), con el 40,1% de la población económicamente activa, mientras el menor porcentaje se verificó en la región Patagónica, con 18%.