El suicidio de una adolescente de 17 años, víctima de bullying, generó una gran conmoción en la ciudad de Santa Fe. Milena Gauna tomó la drástica decisión de quitarse la vida luego de no encontrar una salida a las burlas y al maltrato que recibía por parte de sus compañeros, a pesar de que estaba con tratamiento psicólogico.

"Es un momento horrible, era una nena muy buena. Era muy inocente, muy aniñada, venía de una familia sencilla", le comentó a este medio una persona allegada a los padres. Y agregó que "mandar a los chicos a un colegio privado no es garantía de una buena educación". Milena asistía al Instituto Nuestra Señora del Huerto, que, después de lo sucedido, emitió un comunicado en el que indica que "acompaña con su oración este momento doloroso por el que atraviesa la familia, y nos ponemos a disposición de la misma ante cualquier necesidad que surgiera".

Además, la institución pidió "a toda la comunidad en general a no reproducir, difundir y evitar comentarios que expongan directa o indirectamente a los alumnos". Sin embargo, a pesar del profundo dolor, la abuela de Milena, María Isabel, dialogó en un medio local y señaló que "ni la directora del Huerto ni nadie tomó medidas, las compañeras la dejaban de lado. Le decían que era pobre, que no tenía ropa. Le hacían la vida imposible".

A su vez, la mujer sostuvo que la adolescente regresaba "todos los días de la escuela llorando. Desde tercer año que sufría bullying y hasta llegaron a pegarle una vez. Tenía 17 años, tuvo que abandonar la escuela, no quería ir más". Cuando el conflicto se tornó insostenible, la alumna pasó a la escuela comercial Domingo Guzmán Silva, aunque sólo asistió tres semanas. Su dolor, agregó su abuela, tenía que ver con que "ella iba desde los tres años al Huerto y nadie hizo nada por ella".

María Isabel relató además que Milena tiene un hermano menor, de ocho años, que va a la misma institución, aunque "su carácter es distinto". El niño, agregó, "no sabe la verdad de lo que pasó, la madre le dijo que su hermana se fue al cielo". Tras la muerte de Milena, Valentina, otra alumna que pasó por la misma institución, relató la odisea que le tocó vivir desde los cinco hasta los 12 años (ahora tiene 17). "En la escuela, los docentes y directivos no me prestaban atención, estaban acostumbrados a que yo era una chica muy sentimental. Mis compañeras me encerraban en el baño o en los armarios. Yo podría haber sido Milena", confesó con dolor.

En tanto, el Ministerio de Educación intervino en el caso y comenzó a investigar las dos escuelas con el objetivo de reunir información sobre la forma en qué protegieron la trayectoria de la menor antes estos episodios. El Bullying es un término que aterra a los padres de los adolescentes dado que en América Latina se producen 200 muertes al año debido a estos ataques, según cifras de la ONG Bullying sin Fronteras.

Este es un video que la pequeña subió hace algunos años. En el épigrafe decía: no soy muy linda, ya se, no me lo digan.