Las declaraciones de Juan Román Riquelme llamando a la unidad modificaron el escenario político de Boca. Mientras en el horizonte algunos comenzaban a vislumbrar una utópica lista única, con uno de los máximos ídolos de la institución ocupando un cargo de relevancia, José Beraldi y Jorge Amor Ameal adoptaron un rol determinante en la antesala a las elecciones presidenciales del club de La Ribera.

Luego de las palabras del ex futbolista, el actual mandatario Daniel Angelici decidió reunir el pasado martes a las 15 agrupaciones de la entidad para cumplir con la petición de Riquelme y lograr un consenso entre todos los aspirantes. Sin embargo, cuatro fórmulas llamativamente optaron por no participar del cónclave.

Entre las ausentes, se encuentran las listas Juntos Por Boca y Agrupación Boquense, encabezadas por Ameal, con Mario Pergolini como vicepresidente 1°, y Beraldi, respectivamente. Además, tampoco asistieron otras dos que pertenecen a la resistencia: Nuevo Boca de Roberto Digón y Azul y Oro de Carlos Montero.

En este panorama, que incluye un complejo entramado táctico e intereses de diferentes índoles, adquirió relevancia la posibilidad de que los dos principales referentes de la oposición unieran sus fuerzas para intentar derrotar a un fuerte Christian Gribaudo, el postulante designado por el Tano para continuar con su legado.

Así fue como los egos ingresaron en la escena. El ex presidente del Xeneize no estaría dispuesto a resignar su candidatura y rechaza el acuerdo ofrecido.

"Busqué todos los caminos, agoté todas las vías para alcanzar un acuerdo opositor con Ameal que nos permita terminar con tantos años de fracasos deportivos en Boca. Lamento que él se haya negado. Boca está por encima de cualquier interés y ambición personal”, expresó Beraldi hace algunas semanas antes de que resurgieran las negociaciones entre ambos.

"Les garantizo que voy a seguir trabajando y buscando consensos junto a Royco Ferrari y todo el equipo que nos acompaña para volver a poner a Boca en donde se merece a partir de diciembre”, concluyó mediante una serie de tuits publicados en su cuenta oficial.

El industrial gastronómico comandó los hilos de la institución desde noviembre de 2008, tras el fallecimiento de Pedro Pompilio, hasta diciembre de 2011.

La gestión deportiva arroja resultados irregulares. Durante su proceso, Boca sólo se proclamó campeón del Torneo Apertura 2011, certamen en el que el equipo que dirigía Julio César Falcioni culminó invicto.

Además, por herencia de su antecesor, celebró el Apertura 2008 en el famoso triangular que completaron San Lorenzo y Tigre.

Las grandes deudas se hallan en el ámbito internacional, donde el Xeneize no consiguió la clasificación a las Copas Libertadores de 2010 y 2011.

Pese a que las conversaciones entre Beraldi y Ameal continuarán, el desenlace parece ser irrevocable y ambos presentarían sus propias candidaturas en las elecciones que se celebrarán el domingo 8 de diciembre. 

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos