La toma continúa en 29 colegios.

Padres, docentes y alumnos de escuelas secundarias de la ciudad de Buenos Aires marcharon este viernes por la tarde desde las 17 en rechazo a la reforma educativa que propone el gobierno porteño, medida por la que más de 25 escuelas permanecen tomadas por los estudiantes hace más de tres semanas.

Los secundarios mantienen esta medida de fuerza ya que consideran que la resolución del gobierno local "quita horas de teoría en materias de orientación y fomenta el trabajo precario" con el impulso a las denominadas "prácticas educativas, que no son más que poner a estudiantes a trabajar en empresas", dijo Manuel Ovando del Centro de Estudiantes del Lenguas Vivas.

La multitud se movilizó desde la sede del Ministerio de Educación de la Nación, en el Palacio Pizzurno, hacia su par porteño, ubicado en Paseo Colón 255.

"Rechazamos la implementación de esta reforma educativa y rechazamos la instancia de diálogo que propone la ministra de Educación (porteña Soledad Acuña) ya que en lugar de una mesa en la que podamos estar todos juntos y debatir nuestras propuestas, propone mesas de trabajo por regiones", afirmó el estudiante.

Los alumnos consideraron que la reunión que mantuvieron los representantes de los distintos centros de estudiantes de las escuelas de la Ciudad y la titular de la cartera educativa el pasado miércoles fue "un acting, fue para decir que quieren dialogar cuando lo único que hizo fue pararse delante de los demás y decir lo que quería sin aceptar interpelaciones de nuestra parte, ademas respondió sólo las preguntas que quiso y no todas las que se les hicieron", señaló Ovando.

"Estamos de acuerdo con que se necesita una reforma educativa, pero que aporte calidad y no que nos la quite", afirmó el estudiante y consideró que "así como yo no puedo decir que todos los estudiantes de la Ciudad están de acuerdo o en desacuerdo con las tomas, (el jefe de gobierno porteño, Horacio) Rodríguez Larreta no puede decir que todos los porteños están de acuerdo con esta reforma". 

El mandatario local, por su parte, aseguró que la medida impulsada por la Ciudad propone "prácticas en un lugar de trabajo" y aseguró que "esto se hace en todo el mundo, son prácticas con contenido pedagógico en un ámbito de trabajo", remarcó.

Asimismo, aseguró que este tipo de "prácticas laborales funcionan y se implementan en todos lados" y agregó que "la reforma plantea además un cambio bastante más amplio que estas pasantías".

Fuente: Télam