El acto en Ezeiza comenzó cuando los familiares -que llegaron en tres vuelos a partir de las 16.40 con una diferencia de media hora entre uno y otro- comenzaron a ingresar en el sector C del aeropuerto Internacional, donde la comitiva fue recibida por el ministro de Defensa,  Oscar Aguad, el jefe del Estado Mayor Conjunto y los jefes de las Fuerzas Armadas.

En el hall de arribos, al grito de “Viva la patria” y enarbolando una gran bandera argentina, decena de ex combatientes de Malvinas los recibieron con aplausos, abrazos y lágrimas.

"Acá no esperamos a ningún equipo de fútbol, sino a los familiares de los caídos, que son la mejor selección argentina”, aseguró Ricardo, infante de Marina que estuvo peleando en la isla.

Luego, tomó la palabra el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, quien fue uno de los integrantes de la comitiva que viajó al cementerio de Darwin: "Venimos de una jornada de mucha emoción, donde sólo quedan las palabras de agradecimiento a los familiares. Los que estuvimos allí vimos hoy un cementerio lleno de vida”, sostuvo conmovido.

Sintámonos orgullosos los argentinos de lo que hoy ha pasado, y sintámonos todos mensajeros de la paz, de los derechos humanos y de la grandeza argentina”, cerró el secretario de Derechos Humanos de la Nación.

Luego tomó la palabra la presidenta de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas, María Fernanda Araujo, otra de las viajeras, quien con sinceridad reconoció que “la Comisión tenía miedos y dudas”  y agregó “No existe la balanza del sufrimiento, pero como hermana sólo puedo decir: ¿quién puede poner en una balanza el dolor de una madre que perdió a un hijo?”.

Acto seguido agradeció a todos los que estuvieron involucrados, pero volvió a pedir: “Tenemos que unirnos para que se retomen los viajes (a las Islas). Pisar esa tierra es algo único y queremos poder volver. Eternamente gracias a todos”. Y cerró con un ’Viva la Patria’”, grito que replicaron el resto de los presentes.

La banda del Regimiento de Patricios cerró la ceremonia interpretando la Marcha de Malvinas, por lo que la emoción y el llanto pasaron a ser los protagonistas del cierre del viaje histórico a las islas. 

Una vez terminada la ceremonia, los funcionarios se disponían a dar una conferencia de prensa en el salón “Islas Malvinasdel aeropuerto, de la que participarán Araujo, Avruj y Roberto Curilovick, que representó al empresario Eduardo Eurnekian, financista del viaje del viaje a la isla.