Crónica TV transmitía en vivo y en directo con su móvil en la ciudad de Mar del Plata cuando, de repente, la cronista Valentina Blasón notó que un chico pedía ayuda en el mar. De inmediato, tres guardavidas se lanzaron al agua y en pocos minutos sacaron al muchacho sano y salvo.

La secuencia fue captada por la cámara de la señal de noticias, de manera que se vivieron momentos de enorme tensión y angustia por la suerte que podía correr la víctima.

Una vez que el chico fue puesto en la arena, sin riesgo para su vida, uno de los guardavidas dialogó con Valentina y contó que "en la escollera se forma una especie de pozo traicionero, y la gente como no hay olas se acerca al lugar pensando que es más tranquilo, pero es peligrosísimo".

Los bañeros fueron aplaudidos por toda la gente que estaba en la playa Varese en el instante en que ocurrió el suceso. Los despidieron como héroes.