Unos 200 bomberos combatieron durante toda la noche el fuego desatado en la zona del valle de Punilla, en la provincia de Córdoba, donde las llamas habían consumido 1.800 hectáreas, según el último informe.

El secretario de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofe de la provincia, Claudio Vignetta, aseguró que en las últimas horas lograron controlar ese primer foco, aunque alertó que el fuego comenzó a bajar hacia la zona de San Roque, Casa Bamba y El Diquecito.

"Durante la noche el viento mermó bastante. Ahora tenemos un frente activo en la zona de Puñillo, que ha comenzado a bajar despacio. Estamos trabajando en ese frente para el lado de San Roque, de Casa Bamba, de El Diquecito, y también en la zona de Villa Allende, donde todavía hay un foco activo", explicó el funcionario.

Según Vignetta, durante trabajos, se emplearon unos 200 bomberos y continuamente retoman las tareas cuatro aviones hidrantes para controlar las llamas.

"El informe preliminar que tenemos eran 1.800 hectáreas, pero vamos a ver qué ocurrió durante la noche”, agregó el funcionario quien además confirmó que hay solo 16 personas evacuadas y que, por el momento, no hay riesgos de que el fuego llegue a las zonas urbanas.

Sin embargo, el ultimo informe confirmó que otras 200 hectáreas ya se incendiaron si bien los principales focos fueron controlados.
 

Fuente: DYN