La playa Escondida, ubicada a 35 kilómetros del centro de Mar del Plata, es el único espacio de arena de la zona en el que se puede practicar de forma libre el nudismo. En efecto, desde hace 16 años es elegida por miles de turistas de todo el país que arman sus vacaciones en función de la playa.

"Esto arrancó en el año 2001, porque la municipalidad tenía la inquietud de hacer una playa de estas características como había en otras partes de Sudamérica. La primera temporada la playa fue con la gestión municipal directamente", explicó Juan José Escoriza, quien tiene a cargo la gestión de los servicios del lugar.

"Como vieron que estaba lejos y la gestión no era sencilla, la segunda temporada la tomamos desde la asociación", informó Escoriza sobre este espacio público que cuenta con algunos servicios como restaurante y pileta. "Tenemos sectores con baños públicos e incluso hay duchas con agua caliente", agregó.

El administrador explicó la política de la playa: "Lo que se prioriza es que la gente tenga el derecho de practicar el nudismo, pero no es obligatorio. Es una playa abierta, pública y familiar".

"La idea de la playa es que la gente que busca algo que en otros países es muy común, lo pueda encontrar acá. El lugar se destaca por la tranquilidad, es un espacio en el que no hay vendedores ambulantes y donde se permiten mascotas", remarcó Escoriza.

Por último, el gestor de la playa señaló: "Estamos confiados en que va a ser una muy buena temporada. Tenemos clientes de todas partes del país que vienen específicamente por la playa".

En Villa Gesell

Playa Querandí queda a pasos del faro que lleva el mismo nombre, a la altura del kilómetro 429,5 de la ruta 11. La playa nudista se habilitó para su funcionamiento en 2008, pero todavía se aguarda la licitación pública que designará un concesionario, por lo que un grupo de voluntarios trabaja en forma desinteresada para señalizar el espacio, en su limpieza y en el control del respeto hacia la ética naturista.