Los trabajadores de la papelera Materpel, ubicada en la localidad matancera de La Tablada, realizaban una manifestación en la que reclamaban su reincorporación por despidos.

Los empleados denunciaron que el dueño les pidió "firmaran la renuncia a cambio de ser reincorporados", pero no cumplió con el acuerdo de palabra.

La empresa atraviesa un cambio de firma y los trabajadores solicitan el reconocimiento de la antigüedad. Uno de los empleados despedidos, Sergio Lobos, declaró: "Acá hay gente que lleva una vida laburando, no se lo están reconociendo y no los indemnizan".
 

El acampe que iniciaron frente a la fabrica.


Por esta razón, decidieron realizar un acampe frente a la fábrica desde hace dos semanas. Sin embargo, el dueño se hizo presente en la protesta, los amenazó con un arma y efectuó un disparo.

"Estábamos haciendo una manifestación pacífica, salió con un arma y efectuó un disparo al piso. Dijo que tiene más tiros para los que sean malos", denunció Lobos.