En medio de un gran hermetismo y en una operación secreta, el presidente Mauricio Macri firmó la extradición de Facundo Jones Huala y líder mapuche fue trasladado a Chile

En una operación secreta, de la Policía Federal coordinada por la ministra Patricia Bullrich y el Jefe de Policía Néstor Roncaglia se procedió a la extradición de Hualá.

La policía lo buscó a Hualá en el penal donde estuvo detenido los últimos 13 meses, con una breve modificación de su reclusión carcelaria a prisión domiciliaria, y fue trasladado al aeropuerto de esa ciudad, en donde tomó un avión esposado y rodeado por 4 efectivos de la Policía Federal, dos del grupo Geof y dos de Interpol.

Así se preparaban para trasladar al líder mapuche a Chile.

Si bien en el proceso de extradición, el Estado que reclama debe buscar al detenido, en este caso, el Ministerio de Seguridad ofreció hacer el traslado de Huala hacia el vecino país ante la firme posición de Macri de no acceder a que fuera juzgado en el país, como había solicitado su defensa.

Jones Hualá, al momento de ser esposado.

El líder mapuche, creador del grupo "Resistencia Ancestral Mapuche (RAM)" a la que se le atribuyen numerosos ataques incendiarios en la Patagonia, será juzgado en Chile por los delitos de incendio de un fundo habitado en Valdivia en 2013 y por tenencia de arma de guerra de fabricación artesanal.