Las organizadoras de Ni Una Menos pusieron el grito en el cielo y pidieron que no se las incluya en el  pedido por la despenalización del aborto en la  movilización y consideraron que “es una contradicción”. A través de un video difundido en las redes sociales, Jimena  Adúriz y Verónica Camargo, mamás de Ángeles Rawson y Chiara Páez,  pidieron a las organizadoras de la marcha que no vinculen la  jornada con el proyecto que se debate en el Congreso.

“Chiara tenía 14 años, estaba embarazada, y por ella se inició  la marcha del Ni Una Menos. En ese primer Ni Una Menos me sentí  parte, porque no fue partidario, ni sectorial, ni religioso, y  porque participamos todos: mujeres, hombres y niños”, sostuvo  Camargo. Por su parte, Adúriz manifestó: “No se puede reducir la  magnitud del Ni Una Menos a una parte de un debate, a una forma de  violencia a la que yo no adhiero, que es el aborto”.

Cuando relacionamos el Ni Una Menos con el aborto me siento  mal, incómoda, porque si decimos Ni Una Menos, el bebé también es  uno menos. También tenemos que defender esa vida. Yo tenía un  nieto, y nadie me va a sacar de la cabeza que a Chiara la mataron  por querer defender a su bebé”, aseguró la madre de Chiara Páez.

La madre de Ángeles Rawson agrego que "yo no quiero que  se me asocie con algo en lo que no estoy representada, ni mi hija  ni un gran porcentaje de mujeres que están a favor del Ni Una  Menos, pero no están a favor del aborto”. A veces me pregunto si hoy en día, que vemos tantos pañuelos  verdes, realmente esas chicas entienden el sentido de ese pañuelo  verde: ¿quÚ están defendiendo? ¿O es acaso una cuestión de moda?  Sería una contradicción: Ni Una Menos significa ’ Ni Una Menos’, y  en cambio están abogando por quitar una vida”, finalizó Camargo.