La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación confirmó este jueves la identificación del soldado 93 caído en la Guerra de Malvinas y enterrado en el cementerio de Darwin. 

El tucumano, que desde niño vivió en el Barrio Loma Hermosa del partido bonaerense de San Martín, con tan sólo 19 años, fue uno de los primeros en arribar a las islas y uno de los últimos en morir, tras luchar en el batalla de Puerto Argentino el 14 de junio de 1982.

Sus hermanas fueron informadas del hallazgo en dependencias del Archivo Nacional de la Memoria por el equipo interdisciplinario del Centro de Asistencia a las Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos "Dr. Fernando Ulloa".

Tras la confirmación, que tardó 35 años, hay un combatiente argentino menos "sólo conocido por Dios", como rezan cada vez menos placas en las tumbas del cementerio de Darwin. Identificado Folch, resta ponerles nombre a sólo 29 de las que 122 anónimas que hubo en un principio.

Así marcan las tumbas de los soldados que no fueron identificados aún.

"Desde la Secretaría seguimos comprometidos con esta misión humanitaria que nos ayuda a cerrar heridas y a poder brindar respuestas desde el Estado a las familias de nuestros héroes de Malvinas, indicaron.