mresano@cronica.com.ar

"Subsistimos como podemos", confesó, con marcado pesar, Ramona, madre de siete hijos, quien a su vez debió asumir el cuidado de sus cinco hermanos, menores de edad, tras las muertes de sus padres.

La joven reside en una humilde chacra, en la provincia de Misiones, cuyas dimensiones pequeñas no son suficientes para albergar a toda la familia, que por esta razón durante un tiempo empleó una carpa como dormitorio. Por lo tanto, requiere de ayuda, principalmente para ampliar la vivienda y mejorar las condiciones de vida del matrimonio y de los doce pequeños.

En poco tiempo, Ramona Soledad Albrindi, de 25 años, perdió a sus padres, producto de un tumor cerebral que su madre no pudo superar, y de un cáncer de próstata que se llevó a su papá, unas semanas después. A partir de entonces, la mamá de siete niños, y la mayor de seis hermanos, decidió asumir la tenencia de ellos.

Fue entonces cuando llevó a cabo los trámites correspondientes que la autorizaron a hacerse cargo de la crianza y el cuidado de quienes desde hace casi dos años se alojan en su precaria morada, situada en Colonia Sierra Grande, en la provincia de Misiones.

En este sentido, la propia Ramona detalló a Crónica que "nosotros vivimos en la chacra, que es muy chica para todos nosotros, tenemos cinco camas cuchetas y después colchones, que nos fueron donados".

El testimonio de la joven ilustra las carencias que padece la amplia familia, compuesta por ella, su esposo, Mario, y los doce menores, de edades entre los 16 y los 5 años. Justamente, por la imposibilidad de contar con más habitaciones en la humilde chacra, la pareja acudió a una carpa para anexarla a la propiedad y así contar con un ambiente más. Cabe señalar en este aspecto que el baño sólo cuenta con letrina.

Por si fuera poco, a la escasez del espacio se le añaden las extremas dificultades para afrontar el día a día, brindarles al menos el desayuno, el almuerzo y la cena a los niños que residen en la chacra.

Una necesidad básica que Ramona dejó en claro que se satisface con "lo que plantamos y cosechamos. A veces plantamos choclo, otras papa, porotos para poder comer. Sólo nos alcanza para alimentarnos, si nos llega sobrar, lo vendemos, porque con los doce mil pesos de ingreso de mi esposo no nos alcanzan, porque tenemos que comprar otros bienes elementales, pero a veces no llegamos a costearlos. Subsistimos como podemos". A su vez, la mujer dejó en claro que "estamos contentos de estar todos juntos y eso es lo que nos mantiene fuertes para poder salir adelante".

Por estas razones, Ramona y Mario claman por una acción solidaria que les permita mejorar la calidad de vida de la familia, la cual puede materializarse llamando al (3755) 15-29-0752.

Ver más productos

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Ver más productos