Más de 600 pobladores, en su mayoría campesinos y agricultores, fueron evacuados en las últimas horas como consecuencia de las intensas lluvias en localidades y parajes del sureste de Santiago del Estero, informaron este miércoles fuentes policiales y de Defensa Civil.

Las zonas más afectadas fueron Los Juries, El Cuadrado y parajes rurales, y las familias evacuadas fueron alojadas en galpones municipales y escuelas que suspendieron las clases por disposición del Consejo General de Educación debido a la emergencia.

La evacuación de las personas, en su mayoría mujeres y niños, se realiza con la utilización de helicópteros, botes y tractores. Otros pobladores, en su mayoría de condiciones humildes, se niegan a abandonar sus viviendas por temor a los reiterados robos en la zona, indicaron las fuentes.  

El temporal con intensas lluvias comenzó el último fin de semana y los pronósticos climáticos adversos se mantienen para los próximos días en la región.

Las precipitaciones superan hasta este miércoles los 400 milímetros y duplican registros de años anteriores, provocando daños en viviendas de campo tipo "ranchos" y otras construcciones precarias.

La mayoría de los agricultores de las áreas afectadas perdieron cultivos de soja, maíz y algodón y sufrieron la muerte de su ganado vacuno y de aves de corral, ya que los animales quedaron atrapados en corrales y bañados del lugar.

En tanto, operarios municipales y de Defensa Civil siguen con las tareas de rescate de pobladores que permanecen aislados en zonas de difícil acceso por caminos de tierra intransitables.

Por su parte, agentes sanitarios entregaron alimentos, medicamentos, plásticos y colchones a más de 300 familias afectadas por el temporal.