El titular realizó declaraciones a Crónica TV. (Captura)

El jefe de emergencia del Hospital Ángel Marzetti, situado en la localidad bonaerense de Cañuelas, donde trabajaban los acusados de ejercer su profesión con identidades falsas, decidió dar un paso al costado del caso y abandonó su cargo. 

Se trata de Hernán Carpio, quien aseguró: "Fuimos víctimas de una estafa". Además, apuntó contra el área administrativa del centro médico.  

Además, destacó: "El hospital fue víctima de este ilícito. Los centros más chicos como este son más vulnerables a hechos de este tipo. Aparentemente eran estudiantes de medicina de grados avanzados, no hubo dudas acerca de que tenían una falsa identidad".