Miles de personas comenzaron a marchar este mediodía desde la parroquia de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, en la 43° edición de la Peregrinación Juvenil a Pie a Luján, bajo el lema "Madre, enséñanos a construir la paz", que finalizará mañana a las 7 en la basílica de esa ciudad, con una misa oficiada por el cardenal Mario Aurelio Poli.

Muchos jóvenes partieron junto a la imagen de la Virgen de Luján y emprendieron el recorrido de los casi 60 kilómetros que distan desde Liniers hasta la Basílica, bajo un cielo cubierto de nubes pero con un sol que busca asomarse y un clima agradable.

A lo largo de la caminata desde distintos puntos del conurbano bonaerense se iban sumando contingentes de personas, perteneciente a parroquias, clubes, colegios, junto a familias y grupos de amigos.

"Vengo con mi nieta de 10 años, después de 20 años vuelvo a peregrinar y la motivación es ella, que viene por primera vez", dijo a Télam Ana, una enfermera de 52 años que llegó de Gualeguaychú para ir a pie a Luján.

"Ella quiere pedir que su mamá descanse en paz porque mi nuera se suicidó y a la nena se le creó un conflicto sobre si su mamá iba a ir al cielo o no, espiritualmente ella necesita esto y la psicóloga le dijo que si, que vaya, que le iba a hacer bien", contó Ana.

Entre el tumulto de gente que avanzaba por la Avenida Rivadavia, estaba Agustín Sosa, un estudiante de 15 años de Florencia Varela, que caminaba junto a su familia: "Vengo por primera vez porque como venían mis familiares me dio ganas de ir, pero mi abuelo hace muchos años que va a Luján". "No, no pido nada", dijo tras añadir que lo que le interesa es "hacer la experiencia".

Por su parte, Eduardo, de 45 años que vive en la localidad bonaerense de Escobar y trabaja en el Aeropuerto de Ezeiza, destacó mientras caminaba junto a su mujer y otros familiares que "es la primera vez que participo, vengo por una promesa que hice por un compañero que estaba mal. Es una experiencia nueva y estoy con todo el ánimo".

Andrea, una peluquera de 40 años de Florencio Varela, participaba junto a su hija una vez más como en los últimos tres años. "Antes venía sin ella", dijo y añadió que la motivación de estar en la peregrinación es "pedir por la familia, por la unidad, por el trabajo".

Jesús, de 46 años, oriundo de Salta que vive en la localidad bonaerense de Guernica y trabaja en la construcción, emprendió el recorrido a Luján junto a su mujer, y señaló a Télam que "pedimos por la familia, por lo que necesitamos, y para agradecer que nunca me faltó trabajo".

Dentro de un nutrido contingente de la parroquia de San Juan Bosco, del partido de San Martín, caminaba Sandra de 45 años, que participa de las caminatas a Luján desde hace 5 años porque "la peregrinación es un movimiento de fe y vengo a agradecer por este año y a a pedir por distintas situaciones de enfermedad, de trabajo, y de preocupaciones del colegio donde trabajo".

Los testimonios de la gente se reproducen unos tras otros con experiencias de años, situaciones nuevas y con sentimientos de esperanza en un marco de tranquilidad y acompañamiento entre los miles de peregrinos congregados.

A lo largo del recorrido hay 60 puestos sanitarios con más de cinco mil voluntarios, miembros de parroquias, organizaciones sociales, la Cruz Roja, y la empresa Aysa que desplegó un operativo especial con 12 camiones cisterna, 4 puestos de hidratación y 3.000 sachets de agua.

El gobierno bonaerense ubicó un puesto en General Rodríguez y otro en Luján con ambulancias, hospitales móviles, baños químicos y una estación de recarga de celular.

También se habilitó una aplicación para celulares denominada "LaPereLujan", disponible únicamente para smartphones con sistema operativo Android, que puede utilizarse sin conexión o cuando el acceso a Internet sea limitado.

Luego de la misa central, prevista para mañana a las 7, el cardenal Poli entronizará una imagen del santo Cura Brochero, realizada en el taller de escultura del Centro Juvenil de la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, de la Villa 21, del barrio porteño de Barracas.

Fuente: Télam