Autoridades de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), gremios docentes, no docentes y estudiantes se movilizaron en la capital provincial para reclamar por el presupuesto para las casas de altos estudios.

La convocatoria, realizada por los tres gremios universitarios, partió desde Ciudad Universitaria y culminó frente a la ex plaza Vélez Sarsfield (frente al Patio Olmos) en el centro de la Ciudad. 

El reclamo de esta jornada, bajo el lema "la universidad está en peligro" contó con el apoyo del Consejo Superior de la UNC. El cuerpo de consiliarios –donde están representados todos los claustros, las facultades y los colegios preuniversitarios– emitió una declaración en la que ratificó el acompañamiento de la UNC a la marcha.


En ese marco, recordó que "la UNC se ha posicionado en varias oportunidades en defensa de la educación pública y ha demandado a las autoridades correspondientes respuestas que garanticen el sostenimiento y el fortalecimiento del sistema educativo público, gratuito y de calidad".

Javier Blanco, secretario general de la Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba (Adiuc) dijo a La Nueva Mañana que la marcha es defensa de los salarios y el presupuesto: "el salario docente y no decente se encuentra muy atrasados la única oferta realizada en todo el año fue solo del 15% en un contexto que ellos mismos (el Gobierno) reconocen con una inflación superior al 30%", expresó. 

Blanco además, indicó que se trata de un recorte inédito en la universidad. "Quizás es equiparable al recorte que hizo López Murphy allá por el años 2000 y que implicó la caída de un Gabinete" dijo el secretario general de Adiuc y destacó la unión de la comunidad, donde incluso el Consejo Superior apoyó la medida. "Esto da un mensaje muy claro a la sociedad de la importancia de la universidad pública y que no nos vamos a quedar de brazos cruzados frente a un recorte que ya no se puede disimular", señaló.

Al ser consultado sobre por qué se producen estos recortes, Blanco manifestó que "a este Gobierno le importa más el FMI que lo que dice el pueblo, no le importa el futuro, solo piensan en un presente que beneficia al sector financiero y quieren cumplir con esas metas sin preocuparse de lo que pasa en la universidad hoy".

Unidos. Docentes, no docentes y estudiantes, en defensa de los derechos de millones de argentinos. (lmdiario.com.ar)

Por su parte, Luca Miani, secretario general del frente Agustín Tosco de la Federación Universitaria de Córdoba, indicó que muchas universidades más chicas que la UNC "están teniendo serios problemas de financiamiento sobre todo por los recortes realizados estos meses".

Respecto al amplio apoyo a la movilización por parte de gremios como Luz y Fuerza, el secretario Tosco indicó que "es fundamental la adhesión porque la universidad es del pueblo y necesitamos más que nunca una coordinación junto al movimiento obrero para ver cómo salimos de esta situación que atraviesa el país", cerró.

Situación generalizada

Unas 57 universidades de todo el país no pudieron comenzar las clases.

El Ministerio de Educación ofreció un aumento del 10,8 por ciento y la promesa de seguir negociando, todos los sindicatos docentes paran esta semana y la medida afecta no sólo a las universidades de todo el país, sino también a las escuelas preuniversitarias, como el Colegio Nacional de Buenos Aires, cuyo rector comunicó que no habrá clases durante toda la semana.

A su vez, las tres federaciones docentes confirmaron sus respectivos planes de lucha: la Conadu Histórica ratificó el no inicio de clases que mantiene desde el comienzo del segundo cuatrimestre, hace catorce días; la Conadu anunció un paro desde el 21 de agosto y hasta el viernes; mientras que la Fedu hará una huelga el miércoles 22 y el jueves 23. Para el 30 de agosto se prepara una masiva marcha universitaria, según informa pagina12.com.ar.