Una aeronave de Aerolíneas Argentinas debió descender en Panamá de urgencia para dar aviso a la justicia cuando un pasajero de 70 años que viajaba con destino a Miami murió durante el vuelo a causa de un infarto. Luego de cuatro horas, el avión continuó con el trayecto previsto, informaron fuentes de la empresa.

El pasajero, que viajaba junto a su familia hacia la ciudad estadounidense en el vuelo 1302 que despegó de Ezeiza a las 23.29, se sintió mal y fue al baño donde se descompuso y poco después murió pese a las tareas de reanimación practicadas por un médico que se encontraba a bordo, señalaron las fuentes de la compañía. 

Ante la situación el comandante de la aeronave solicitó descender en el aeropuerto internacional de Tocumen de Panamá donde se dio intervención a la justicia y luego de alrededor de cuatro horas, tiempo que demandaron los trámites pertinentes, el vuelo continuó su ruta hacia Miami.

De acuerdo con lo indicado por pasajeros del vuelo al llegar a su destino, la familia manifestó que el fallecido sufría de diabetes, pero que no había presentado ningún síntoma que hiciese suponer algún inconveniente para realizar el viaje.

Fuente: Télam