Las fuentes indicaron que la pequeña amaneció sin vida en una casa tipo rancho, en la cual vivía junto a su madre, María de los Angeles (25), un hermano y un tío.

Dudosa muerte en Santiago del Estero

Según las primeras investigaciones ordenadas por la fiscal Natalia Saavedra, la pequeña se sintió mal el día anterior y fue llevada a una curandera del lugar “para curarla del ojeo”.

"La curandera rezó y le hizo imposición de manos a la niña, no le dio a beber ningún tipo de brebaje como tampoco consumir medicamentos”, según relataron las fuentes.

El cuerpo de la menor fue trasladado a la morgue judicial de la capital santiagueña, donde será sometido a una autopsia para establecer las causas de la muerte.

De acuerdo a la creencia popular, cualquier persona tiene la capacidad de producir el mal a otra persona, simplemente con mirarla, generando el conocido mal de ojo, también llamado "ojeo”.