“Estaríamos trasladando básicamente el aumento del costo, con el atenuante de que por suerte es algo que hasta octubre no se volverá a tocar, algo que es bueno en un nivel inflacionario”, dijo González en diálogo con radio La Red.

Explicó que “con la adecuación de precios cada seis meses, tiene un incremento del costo para la estación de servicio del 32 por ciento, pero no se reflejará de la misma manera en el aumento del precio al público”.

“Por lo que nosotros hemos consensuado, el aumento va a estar alrededor del 15 por ciento a nivel nacional”, agregó González. En Capital Federal y Gran Buenos Aires, el precio promedio se ubica entre 10 y 11 pesos el metro cúbico, y la suba sería de entre 1,5 y 2 pesos.

“Hemos trasladado los costos por los valores puros. No dependemos del dólar y del barril del petróleo, como las naftas”, concluyó el dirigente empresarial.

En el interior del país, la suba tendrá un mayor impacto, con diferencias de hasta el 50 por ciento por encima del valor promedio. El metro cúbico del combustible superaría los 15 pesos en varios puntos de la Argentina, según las estimaciones privadas.

En paralelo
Este miércoles, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, anunció que las tarifas del servicio de gas natural por redes para los hogares subirán el 32 por ciento promedio desde el domingo, con un tope del 40 por ciento para los sectores de menores consumos y del 28% para el sector de mayor demanda  residencial.       

“El aumento máximo será para los de menor consumo, porque los de mayor consumo ya habían visto elevada su factura”, explicó el funcionario.

Además, el gobierno autorizó a las distribuidoras de gas licuado de petróleo (GLP) en garrafas a aplicar un incremento del 16,7 por ciento para el tubo de 10 kilos, que ahora llegará a las familias a un precio final de 216 pesos, tras acumular en el año

Por metro cúbico 

Capital Federal y Gran Buenos Aires, el precio promedio se ubica entre 10 y 11 pesos el metro cúbico, y la suba sería de entre 1,5 y 2 pesos.

Por seis meses

Aseguran que no volverá a aumentar hasta octubre y que el ajuste de abril se debe a un traslado de costos.