A las 13.30, subió al buque la última tanda de la tripulación de la marina de los Estados Unidos, que viajará a bordo de la embarcación.

En condiciones normales de navegación, el Sophie Siem debería llegar a la zona de búsqueda y rescate del ARA San Juan en 20 horas.

Al momento de la partida, Comodoro Rivadavia padecía ráfagas de viento de hasta 90 kilómetros por hora, hecho que dificultó la salida del buque y puede demorar la llegada a su destino.

La colocación del minisubmarino en la plataforma del navío de bandera noruega comenzó a las 5, duró 12 minutos y se logró realizar tras las pruebas necesarias para garantizar el funcionamiento óptimo del brazo hidráulico que hará descender al artefacto en alta mar.

La tripulación estadounidense del Sophie Siem había llegado al puerto de Comodoro Rivadavia a las 8 horas en cuatro combis especialmente fletadas para la delegación.