En una movida inusual, el viernes el Presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires (BAPRO), Juan Curutchet, buscó que el Directorio de la entidad tome conocimiento de una nota firmada por el Ministro de Economía de la Provincia, Damián Bonari.

En esta nota, el ministro le solicita al presidente del BAPRO que proceda a canjear bonos que tiene en su cartera (con vencimiento 6/12/19) por un nuevo bono con vencimiento el 6/12/20. Justifica el pedido en la volatilidad financiera que impide el acceso de la Provincia al mercado de deuda. "Básicamente, la Gobernadora Vidal le pide a Juan Curutchet que le refinancie deudas", revelaron desde el BAPRO. 

Y detallaron: "Llama la atención el momento de este pedido, sólo un día antes de las elecciones provinciales, y en un marco donde la Gobernadora ha expresado su confianza sobre la solidez de las cuentas públicas que ella administra. Sin embargo, queda claro que este insólito pedido expresa las serias dificultades que enfrenta la Provincia en términos financieros, como consecuencia de la irresponsable administración que llevó adelante en los últimos cuatros años". 

Si bien no hay mucha información pública, se estima que la provincia tiene una necesidad bruta de caja de unos $100 MM de aquí hasta enero de 2020 para hacer frente a los pagos de salarios, jubilaciones y deudas. "Para afrontar (parcialmente) estos pagos, la provincia contaba con un ahorro financiero. Sin embargo, a principios de año la Gobernadora decidió poner esos fondos en Letras del Estado Nacional (tanto en pesos como en dólares)", informaron y agregaron: "Letras que luego, fueron reperfiladas por Macri hacia 2020 agudizando la crisis financiera provincial. Además, luego de las PASO, Macri tomó la decisión unilateral de rebajar impuestos provinciales (y Vidal ni se opuso ni lo reclamó), agravando aún más el panorama. Así, la quiebra del Estado Nacional y la mala administración provincial hoy conjugan una situación de crisis aguda".

Sobre el rol de la gobernadora, revelaron: "Sobre esto, Vidal viene presionando el presidente y al directorio del BAPRO para que le aprueben diferentes préstamos para poder maquillar la crisis que atraviesa. El problema, es que cuatro años de timba financiera en el BAPRO limitaron seriamente la capacidad del banco para asistir al Tesoro Provincial, tanto en términos financieros como legales".

"Entonces, más allá de las reiteradas presiones de Vidal, no hay forma de que el banco responda a sus pedidos, salvo en el caso de que sus directivos decidan exponerse a consecuencias penales. De este modo, el pedido de canje de bonos por algo más de $4 MM un día antes de las elecciones no hace más que demostrar de forma contundente el fracaso de la administración financiera de Macri y de Vidal", concluyeron. 

Este es el documento que dio a conocer el presidente del BAPRO

Ver más productos

El beato Marco Antonio Durando, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Marco Antonio Durando

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos